viernes, 3 de agosto de 2018

Judios

Tengo buenos amigos de procedencia hebrea y muy buena gente .Pero no hagamos distinciones , digamos , que como los demás . Unos agadables y otros menos . Sociables unos y otros no. Nunca hemos hablado de política pero si lo hiciéramos estoy seguro que opinarían influídos por los mismos informes tendenciosos , burdos , malignos y falsos que llegan a toda la población española.

Parra mí , ser de procedencia hebrea no llega a ser más  que el que dice ser catalán, vasco o cántabro . Curiosamente todos ellos se sienten orgullosos de "pertenecer" a pueblos que por su historia  -antigua y que por genealogía nada tienen que ver con ellos-  brillante quieren subirse al carrro de la distinción. Como todos.

No es el caso de los hebreos que han conseguido llegar hasta nuestros días con la conciencia y acierto de pertenecer a un pueblo con sus tradiciones y lengua. Uno de ellos , muy buen amigo y persona , muy buen profesional, honrado , trabajador y responsable , jamás ha hecho mención de su condición judía , creo  que me lo diría si se lo pregunto, que no tiene ningún interés en diferenciarse de los demás . Más genuinamente español que cualquier otro.

Mi primer contacto con judíos , que lo declaraban con  naturalidad , como cabe esperar , fué en Istambul , hace muchos, muchos años . Pasando el puente Gálata se ascendía por la calle principal , entonces era una subida suave hacia el centro "popular" de la ciudad. Estaba edificada solo la parte izqjuierda por unas casitas bajas y todas en los bajos con comercios de distintos productos. Al no estar edificada la parte derecha, desde ellos se contemplaba toda la zona portuaria : barcos en tránsito por el canal , los amarrados al muelle , las lanchas para pasajeros que atravesaban al otro lado. En aquellos años no había apenas tránsito rodado y por supuesto ni polución ni ruido. Los comerciantes salían a la puerta a distraerse y aprovechaban para saludar a los paseantes ; cuando uno de ellos se dirigió a mi y le contesté en castellano ví que le brillaban los ojos de sorpresa , no podía entender que un extranjero hablara "su idioma" o bien pensó que yo también era judío. No llegamos a aclarar esto. Nos trataron con una hermandad que hoy día aún me emociona. Nos llevaron a la sinagoga , nos colocaron la kipá y participamos en un rezo común.

Después de quinientos años mis amigos conservaban el castellano a través de generaciones  ;curiosamente los turcos que conocimos en Istambul no sabían que el idioma que oían a los hebreos era procedente de España.

Todo lo anterior para dejar claro que judío, judio-español. catalán, catalán-español, o ruso , o de Kadajistán, me da lo mismo . Es hasta un poco infantil no pensar que venimos del mismo sitio y que volveremos . ¿O no?

Por eso felicito a Lucia Mazarrasa , me uno a ella en su espiritu de ayuda , lo mismo lo haríamos por judios , indios o negros.

"Gaza por el ejército israelí. Esta enfermera cántabra jubilada de 70 años se embarcó junto a la ONG Rumbo a Gaza en una acción que buscaba frenar el bloqueo al que está sometida esta ciudad desde hace diez años. "Se están vulnerando los Derechos Humanos de los palestinos y las palestinas desde 1948, pero ahora se está llegando a un extremo totalmente inadmisible", denuncia la activista.

La cántabra, que actualmente vive en Madrid, es inconformista de forma innata. "Recuerdo que cuando era pequeña mi madre me hablaba de su viaje a Palestina, que en ese momento estaba bajo mandato británico. Ella vio entonces cómo la población recibía el maltrato en la calle, cómo la policía pegaba latigazos a la gente a plena luz del día. Así que siempre he tenido esa indignación con el trato al pueblo palestino, desde bien niña", comenta.
Esa sustracción se produjo cuando varios barcos de guerra rodearon a la organización al encontrarse a unas 42 millas de Gaza. "De esos barcos salieron pequeñas barcas armadas hasta los dientes y llenas de soldados enmascarados", relata la enfermera. Poco después abordaron la embarcación de la ONG y comenzaron a "maltratar, golpear e incluso electrocutar a aquellos que oponían resistencia pasiva desde el puesto de mando". "Nosotros somos gente pacífica que quiere ir a ayudar y a mandar un mensaje de solidaridad y de paz. Y eso los pone tan de los nervios que acaban siendo agresivos con nosotros", relata."

No, estos no son los judios de Istambul que yo conocí ,ni los de Santander con los que convivo , quiero y respeto . Esto es otra cosa que tiene que ver con el dominio y el dinero,el que mueve al mundo en sus luchas y guerras. El que miente, el que desinforma , el que lanza mensajes de odio y fomenta la agresividad que `pudre el alma .

Para todos , indios, europeos , morenos ,árabes o judíos, mi saludo y apoyo . J.L.Q.
Publicar un comentario